Carlismo en Twitter

Tradicionalistas's Twitter avatar
Tradicionalistas
@carlismoes

J.M. Gambra: El carlismo no se cura... La estupidez tampoco; pero por razones diferentes (III) t.co/ADW6sg34zQ

Tradicionalistas's Twitter avatar
Tradicionalistas
@carlismoes

J.M. Gambra: El carlismo no se cura... La estupidez tampoco; pero por razones diferentes (II) t.co/miXksPqxng

Cristeros Realistas's Twitter avatar
Cristeros Realistas
@CTCdeJ

t.co/lQ55PcXz7g #TerremotoEnMexico

Retweeted by Tradicionalistas
Tradicionalistas's Twitter avatar
Tradicionalistas
@carlismoes

La Tradició de Catalunya: El Carlismo contra el separatismo (octubre de 1934) t.co/x4fEor7Kgy t.co/L0ayYUsBOr

Tradicionalistas's Twitter avatar
Tradicionalistas
@carlismoes

J. M. Gambra: El carlismo no se cura... La estupidez tampoco; pero por razones diferentes (I) t.co/tMFKM99bsH

Prólogo del Abanderado para el libro «Don Carlos Marx»

Breslavia, julio 2011 [FARO].

Han aparecido dos volúmenes, en la Biblioteka Rojalisty, obra de nuestro querido amigo y colaborador el profesor Jacek Bartyzel, titular de la cátedra de Hermenéutica de la Política de la Universidad de Toruń y miembro del Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II. El primero, titulado Legitymizm, trata de la historia y presente del legitimismo, con un capítulo sobre el Carlismo, donde se encuentra amplia referencia a S.A.R. el Duque de Aranjuez y se menciona por el contrario a determinados grupos «tronovacantistas» y de «doctrina débil». Contiene además abundantes referencias al Carlismo ortodoxo a lo largo del resto del texto e incorpora muchos de sus títulos de referencia en la amplia bibliografía. El segundo, que lleva la rúbrica provocadora de «Don Carlos Marx», explica en el subtítulo que se trata de «un estudio del caso de la suplantación del tradicionalismo carlista por el socialismo revolucionario». Don Carlos Marx es, así, Carlos Hugo. Viene precedido de una introducción del profesor Miguel Ayuso, director científico del CEH Felipe II, y ha sido honrado con un prólogo de S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón, cuya versión castellana reproducimos a continuación:

El Carlismo es la continuidad de la tradición de los distintos pueblos de las Españas, custodiada por el principio de la legitimidad dinástica. Por eso reúne en su seno aspectos que sin él aparecerían disgregados y desmembrados, pero que en él se unen y refuerzan en su  recíproca interacción. El elemento católico vivido en su plenitud católica, esto es, comunitaria, y no sólo en la individualidad de la conciencia, es el primero. También un amor a la patria que es virtud y no ideología y que encarna en la realidad antropológica, política y jurídica del Fuero. Finalmente la monarquía misionera, legítima de origen y de ejercicio. Esa riqueza de sus  fundamentos hace que coexistan fraternamente una filosofía depurada y un sentido profundamente popular.
Esa armonía sabia y misteriosa, sin embargo, ha sufrido con el correr del tiempo distintos ataques, dando lugar a desviaciones. Una cierta democracia-cristiana o algunos de los movimientos nacionalistas regionales, por ejemplo, tienen su origen en la desnaturalización y absolutización de de singulares elementos centrales de la gran síntesis carlista. Igualmente la confusión del carácter popular con el socialismo y el progresismo está en el origen de una de las últimas y dolorosas crisis, que el estimado profesor Bartyzel, aborda en esta publicación.
El verdadero Carlismo, sin embargo, siempre ha sabido evitar la tentación del reduccionismo, permaneciendo leal a la síntesis originaria y original que ha hecho de él el movimiento tradicionalista más puro y vigoroso del mundo.
Sixto Enrique de Borbón
 

Celebramos, pues, la aparición de estos dos libros, por los que felicitamos a su autor y a la Organización de los Monárquicos Polacos, que los ha editado, y que ha puesto en la portada del último número de su revista Rojalista un retrato espléndido de S.A.R. el Abanderado de la Tradición.

Comments are closed.