Carlismo en Twitter

Tradicionalistas's Twitter avatar
Tradicionalistas
@carlismoes

J.M. Gambra: El carlismo no se cura... La estupidez tampoco; pero por razones diferentes (III) t.co/ADW6sg34zQ

Tradicionalistas's Twitter avatar
Tradicionalistas
@carlismoes

J.M. Gambra: El carlismo no se cura... La estupidez tampoco; pero por razones diferentes (II) t.co/miXksPqxng

Cristeros Realistas's Twitter avatar
Cristeros Realistas
@CTCdeJ

t.co/lQ55PcXz7g #TerremotoEnMexico

Retweeted by Tradicionalistas
Tradicionalistas's Twitter avatar
Tradicionalistas
@carlismoes

La Tradició de Catalunya: El Carlismo contra el separatismo (octubre de 1934) t.co/x4fEor7Kgy t.co/L0ayYUsBOr

Tradicionalistas's Twitter avatar
Tradicionalistas
@carlismoes

J. M. Gambra: El carlismo no se cura... La estupidez tampoco; pero por razones diferentes (I) t.co/tMFKM99bsH

La publicística contra las llamadas «Cortes de Cádiz» (1810-1814): el Filósofo Rancio

Reproducimos un excelente artículo de Andrés Gambra (publicado en AHDE, LXXXIV, 2014) que ofrece una semblanza histórica y doctrinal completa del Padre Francisco Alvarado (el Filósofo Rancio), uno de los antecedentes más importantes y puros del ideario carlista y de su lucha secular contra el liberalismo . . .; Continuar leyendo

Francisco de Quevedo y Villegas: Escritos políticos

Añadimos a la biblioteca carlista digital una antología de los textos políticos de Francisco de Quevedo . . .; Continuar leyendo

Juan de Mariana: Del Rey y de la Institución de la Dignidad Real

Añadimos a nuestra biblioteca carlista digital el tratado “Del Rey”, de Juan de Mariana . . .; Continuar leyendo

Francisco de Vitoria: El estado y la Iglesia

Añadimos a nuestra biblioteca digital “El Estado y la Iglesia” de Francisco de Vitoria. . . .; Continuar leyendo

Manifiesto de los Persas

Representación y Manifiesto que algunos diputados a las Cortes ordinarias firmaron en los mayores apuros de su opresión en Madrid para que la Majestad del Sr. D. Fernando el VII a la entrada en España de vuelta de su cautividad, se penetrase del estado de la Nación, del deseo de sus . . .; Continuar leyendo